Noticias de tecnología y robótica

Un dron que vuele durante una semana ¿es posible?

Mientras que el dron de vigilancia más caro de Estados Unidos, el Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk, puede volar durante 32 horas, el Pentágono está buscando un dispositivo que pueda volar sin parar durante una semana o más tiempo.

El Departamento de Defensa ha solicitado que se presenten diseños de drones de bajo costo, ultra ligeros, que puedan hacer trabajos de vigilancia y misiones de reconocimiento durante siete días o más.

Un dron que vuele durante una semana ¿es posible?

Específicamente, el Departamento de Defensa quiere eliminar la necesidad de lanzar nuevas oleadas de aviones no tripulados para reemplazar a los que se han quedado sin combustible y tienen que volver a la base.

El objetivo, es desarrollar un drone de bajo costo con una larga autonomía que permita reducir la mano de obra y el sistema de recursos para mantener una cobertura continua.

El aparato tiene que salir de su punto de lanzamiento hasta la zona de interés a varios cientos de kilómetros de distancia, aunque la capacidad de moverse rápidamente entre las áreas cercanas de interés también se está buscando.

La capacidad de permanecer oculto y volar sigilosamente es una necesidad de la propuesta, y el Departamento de Defensa requiere que sea acuática y visualmente prácticamente indetectable por las tropas de tierra sin ayuda.

Se ofrece una suma de 1 millón de dólares para poder realizar el proyecto, y las propuestas ya se pueden presentar.

Hay varias tecnologías posibles para cumplir con estos requisitos, pero se prevé que los candidatos más probables incluyan sistemas de energía híbridos, con la energía solar en mira.

Ya se ha probado la energía solar en drones, pero aún no se han hecho pruebas prolongadas. Aquila, el dron con energía solar de Facebook, está todavía en una fase de prueba intensiva.

Otro drone con energía solar, el Airbus Zephyr también está siendo probado por el ejército británico para fines de vigilancia. Aún así, el Departamento de Defensa menciona la posibilidad de usar combustibles convencionales y la logística disponible para alimentar los aviones no tripulados, como el diesel o el combustible para aviones.

En enero, un fabricante de pequeños aviones patrocinado por DARPA, voló un dron de motor diesel durante 56 horas, pero tuvo que ser derribado antes de lo previsto a causa del mal tiempo.

El VA001, construido por Vanilla Aircraft, inició su vuelo en la mañana del 30 de noviembre de 2016, y durante dos días y dos noches, el drone voló a una altitud entre 6.500 y 7.500 pies sobre el nivel del mar.

Esta solicitud demuestra claramente la dirección que va a llevar el programa de vigilancia de aviones no tripulados de Estados Unidos. Tener la capacidad de mantener un dron en el aire durante semanas, sería una ventaja táctica significativa.