Noticias de tecnología y robótica

Robots sociales programables por todo el mundo

LuxAI es una innovadora startup especializada en soluciones robóticas para la educación, la salud y el entretenimiento. La empresa es un spin-off de la Universidad de Luxemburgo, con los últimos avances en Inteligencia Artificial.

El modelo de negocio de LuxAI está desarrollando y construyendo los llamados robots sociales. Tales robots pueden utilizarse, por ejemplo, en el sistema educativo o en el sistema sanitario, donde apoyaría a formadores y terapeutas en su trabajo.

Robots sociales programables por todo el mundo

Estos robots pueden programarse para practicar vocabulario con niños o para hacer ejercicios de rehabilitación con pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular.

LuxAI ya ha recibido varios premios para el desarrollo de su robot: ganó tercer premio en el concurso "Pitch your start-up", en el cuál participaron 90 participantes de Luxemburgo, Francia, Alemania, Italia y Corea.

En el Pirate Summit Luxembourg, LuxAI se calificó para el Pirate Summit, una conferencia Europea de startups que tendrá lugar en septiembre en Colonia. LuxAI también ha ganado el primer premio en el foro Mind & Market de Luxemburgo.

El "AI" de LuxAI se refiere a la Inteligencia Artificial. Los robots que interactúan con los seres humanos tienen que procesar una gran cantidad de información muy rápidamente, y conseguir adaptar sus comportamientos según la interacción. Además de eso, tiene que tener expresividad, emotividad y ser fácil de usar.

El corazón de cada robot es su programación (software). Los robots sociales de LuxAI se basan en lo que se llama Robot Agent Programming Language que han adaptado a las necesidades de los robots sociales. Tal programación, sin embargo, sólo es accesible a expertos.

Los profesionales que quieren enseñar a un robot a entrenar a los pacientes, por ejemplo, no pueden acceder directamente a su programación. Necesitan una interfaz desde la que se puede programar el robot intuitiva y naturalmente.

LuxAI en colaboración con Autonomous Robot Lab of the Computer Science and Communications Research Unit (CSC) de la Universidad de Luxemburgo ha desarrollado este mismo interface.

Se basa en la misma plataforma de Android que está extendida en los smartphones. Por eso, cualquier persona puede programar a los robots en 20 minutos. Su software permite a cualquier persona hacerlo.

Esto se puede aplicar a muchos campos: como apoyo en el aprendizaje de niños autistas, en las escuelas, en la industria del entretenimiento o en atención geriátrica. Los robots sociales nunca van a reemplazar a un personal humano cualificado, pero pueden apoyarlo, puesto que tienen tiempo ilimitado y pueden hacerse cargo de las tareas rutinarias.

LuxAI trabaja ahora con tres departamentos de la Universidad de Luxemburgo, desarrollando aplicaciones para el tratamiento del autismo y la regulación de la conducta.

La empresa demuestra cómo los esfuerzos para traducir los resultados de la investigación en aplicaciones concretas de alto beneficio social, dan cada vez más frutos. Hay un creciente deseo entre los científicos dar a conocer sus conclusiones.