Noticias de tecnología y robótica

La historia de la GoPro

Si te digo GoPro, seguro que te viene a la mente la cámara deportiva más vendida los últimos años. Seguro que si te gusta el deporte, tienes una en casa, o estás pensando en comprarla. (Si quieres más información sobre cámaras deportivas, te dejo toda la información aquí).

Pero lo que seguro que no sabes, es su historia, cómo se gestó la cámara más popular del mercado. No se trata de ningún producto de otra multinacional más, sino del duro trabajo de un hombre.

La historia de la GoPro

El proyecto lo inició un hombre llamado Nick Woodman con sólo 10.000 dólares en efectivo para arrancarlo. ese dinero lo había ganado vendiendo cinturones hechos con conchas y abalorios con su furgoneta.

Él tuvo una idea. GoPro fue creada para satisfacer una necesidad: El problema de capturar fotos en deportes activos como el surf, el snowboard y el skate.

Identificó el problema durante un viaje a Australia en 2002. Estaba surfeando y quería grabarlo con la cámara, lo que significa que alguien desde la orilla lo tiene que hacer. Y claro, la distancia es muy grande para poder captar bien todos los detalles.

Únicamente con un equipo de calidad se puede llegar a hacer una buena captura, pero estos equipos son bastante caros y no están al alcance de todos los consumidores.

Fue precisamente mientras vendía los cinturones con su camioneta, cuando desarrollo la idea de una cinta de carrete mejor para las cámaras.

Estas cintas no son particularmente muy flexibles y se rompen fácilmente. Después de todo, el objetivo era capturar algunos de los deportes más imprudentes del mundo, como el paracaidismo, el salto base, rafting, etc., tan cerca como fuese posible.

De la simple idea de mejorar la forma de capturar los deportes de acción, surgió un producto muy popular y un multimillonario.

Antes de empezar con esta idea, la trayectoria empresarial de Nick había sido un desastre. Había construido y destruido, dos compañías, la primera fue un sitio web llamado EmpowerAll.com que vendía productos de electrónica, y en la segunda logró recaudar 3,9 millones de fondos para Funbug, una plataforma de juegos que daba la oportunidad a los usuarios de ganar premios en efectivo.

Woodman había fracasado por segunda vez, y este miedo a fracasar de nuevo lo condujo al éxito de su tercer proyecto. A los 26 años, volvió a casa de sus padres y trabajo 20 horas al día para hacer todo, desde el correo electrónico, conducir un camión, o diseñar su producto a mano, porque no tenia suficiente experiencia para hacerlo por ordenador.

Todo este proceso le llevó 4 años. Se involucró en todos los aspectos de su producto, y en vez de sacarlo cuanto antes al mercado, retrasó el lanzamiento en varias ocasiones cuando sus proveedores de China cambiaron los materiales por unos más baratos sin saberlo él.

En 2004, GoPro cerró con 150.000 en ingresos, y desde entonces ha podido doblar esos ingresos cada año. Desde entonces, la compañía ha crecido hasta tener unos ingresos de más de 2,5 billones de dólares.

Woodman continúa ampliando sus productos. Recientemente ha lanzado la Hero4, con más calidad de video y de foto, y tiene varios drones entre sus productos.