Noticias de tecnología y robótica

El futuro de los drones: incierto, prometedor y bastante impresionante

¿Podría el cielo llenarse un día de drones? Es lo que el avance de la tecnología sugiere. Cuando el cineasta George Lucas popularizó en 1977 los droides diseñados para atender las necesidades humanas en la película Star Wars: Episodio IV, parecía algo de ciencia ficción.

40 años después, la idea de compañeros robóticos, cámaras de vigilancia aérea y pequeños aviones que llevan suministros a otro planeta, no parece tan descabellada.

El futuro de los drones: incierto, prometedor y bastante impresionante

Los drones han marcado un hito importante en el desarrollo de la nueva tecnología. Pero a pesar de que el CEO de Amazon, Jeff Bezos, anuncio la visión de la empresa de utilizar drones para hacer las entregas de sus paquetes, el gigante online no todavía no ha llevado a cabo el primer vuelo de entrega.

En cambio, la startup australiana Flirtey, en colaboración con Virginia Tech y NASA, utiliza un drone para llevar 4,5 kilos de suministros médicos de un campo de aviación en Virginia a una clínica situada a 2 kilómetros de allí en un vuelo de 3 minutos.

La demostración fue un momento histórico para la tecnología dron, pero está aún muy lejos de la visión de Amazon de una flota de drones que entreguen las compras online a las puertas de los clientes en tan solo 30 minutos.

En abril, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) dio el permiso para comenzar a probar sus drones. Pero Amazon no es la única empresa que quiere utilizar la tecnología dron.

En julio, Facebook reveló que había completado una versión de tamaño real de su dron alimentado con energía solar, Aquila. Este don tiene la misma envergadura que un avión Boeing 737, y está diseñado para volar por la estratosfera (entre 10 y 48 kilómetros sobre la superficie del planeta) y tiene acceso a Internet en cualquier lugar del planeta.

Un drone similar desarrollado por Google se estrelló durante una prueba en Nuevo México en mayo, pero la compañía también está desarrollando un servicio de entrega, conocido como proyecto Wing, para competir con Prime Air de Amazon.

Pero estos anuncios tienden a eclipsar los avances reales de la industria del dron, dicen los expertos. Muchas empresas están aprovechando la capacidad de los drones para capturar imágenes de alta resolución, y según las previsiones, los drones amasarán una industria de 90 billones de dólares en una década.

Los drones podrían ayudar a los agricultores a aplicar fertilizante, monitorear su infraestructura, etc. Incluso ayudar a los equipos de respuesta de emergencias en la contabilidad de la magnitud del daño en un desastre natural.

Hasta este año, las regulaciones estrictas amenazaban con frenar la floreciente industria de los drones. Pero en febrero, la FAA, la agencia responsable de regular el espacio aéreo de Estados Unidos, lanzó un proyecto para el uso comercial de drones pequeños (sistemas de aeronaves no tripuladas que pesen menos de 25 kg).

La propuesta permite volar a los drones únicamente durante el día, y dentro de línea de visión de los operadores.

Las predicciones en cuanto al futuro de la industria de los drones varían mucho. Las predicciones a largo plazo son muy optimistas, estimando que los drones comerciales podrían convertirse en una industria de mil millones de dólares para el 2020.